12 septiembre, 2007

LA ULTIMA CENA....


En Mateo, 26 se lee al comienzo: "El primer dìa de los azimos se acercaron los discìpulos a Jesùs diciendo: "Donde quieres que te preparemos la Pacua"...El dijo: Id a la ciudad, a casa de fulano, y decidle: "El maestro dice: Mi tiempo se acerca; quiero celebrar en tu casa la Pascua con mis discìpulos". Y ellos hicieron lo que Jesùs les ordenò y prepararon la Pascua. LLegada la tarde, se puso a la mesa con los doce.

La sobriedad derrocada en la narrativa evangèlica hace creces en la impresiòn que causa en los cientos de millones de lectores que habrìa tenido en los dos mil años de cristianismo.

La ùltima Cena nos ha cautivado a todos. Es el principio del fin... Es la antesala del comienzo... Preludio del drama de todos los dramas, que no han sido pocos, que ha vivido la humanidad.

Sus efectos, con ser un hecho harto sencillo y triste e ìntimo, ha abrazado millones de corazones. Un verdadero huracàn de sentimientos. Conversiones. Espiritualidades.

Sus lecciones son muchas; Es Eucaristica, o sea, da gracias... Es humilde, el Maestro lava los piès a sus discìpulos. ...Es catequistica, el maestro tiene nuevos mensajes que dejar y cosas que enseñar. ...Es sacramental.... Es de Adios!. ..Es sobre todo de paz y perdòn.

Todo aquello fuè como un testimonio, un signo, estilizado de lo que debia y podìa ser el hombre del futuro. El futuro inmediato, el mediato, y el que nos seguirà a nosotros y asì hasta siempre.

No digo hasta la consumacion de los siglos porque estos nunca se acabaran, porque el hombre nunca terminarà de existir sobre el cosmos que no digo sobre la tierra, que bien pudiera desaparecer, sin afectar al hombre...y en Dios, los silos no son nada, menos que nada, que es un Acto purìsimo eternamente presente.

Y màs entonces en el biblico pasaje de la ùltima cena parece como escrito especialmente para una humanidad que aùn no existìa.

Plantea, meditàndolo un poco, en positivo, lo que en la realidad vivimos en negativo. Como una fotografìa en la que el negativo presenta las lìneas y sombras tan solo, de lo que al revelarse veriamos en realidad.

En ella prevaleciò la sencillez, en nuestros mundos predomina la prepotencia.

En ella se hizo gala de frugalidad, entre nosotros sobresale la groserìa,

En ella quedò de manifiesto la tradiciòn y su apego a ella, entre nosotros predomina la novelerìa vacìa, lo peor de lo nuevo que asomò cabeza.

En ella hizo presencia el respeto por los mayores, por el maestro, por el sabio, entre nosotros tiene preponderancia, la vulgaridad, el irrespeto .

El hecho històrico de la ùltima cena plantea el reto de todos los retos a la humanidad de entonces y a la del futuro. La humanidad se habrà de ver constreñida por las crisis, las asechanzas. Abocada a su auto destrucciòn. Preñada de traidores.

Plantea que la fuerza por la fuerza, aunque venza, su triunfo es siempre momentàneo. A la larga, razonamientos lògicos predominaran. Aquella escena contrastante es el preludio del triunfo extraordinario.

La entrada a la vida es la aceptaciòn, la aceptaciòn de la propia realidad. Entrar a la vida es ser feliz. La felicidad individual hace la felicidad colectiva..

Si estoy triste todos estan tristes conmigo aunque no lo sepamos. Si el gozo mora en mì se hace dueño tambièn de los demàs.

De los Evangelios, màs que la escena del calvario, es particularmente impactante La Ultima Cena. En ella se exalta al silencio... Se exalta a la humillaciòn... Se exalta la sobriedad... Se exalta el amor...

La escena del Calvario es sangrienta y dirìase que espeluznante, la de la Ultima Cena, su preámbulo, de callada despedida, de suave amonestaciòn y advertencia.

Advierte sin decirlo, que habrà Còlgota para los demàs allì presentes, que habrà Còlgota para todos sin exclusiones, que al reino interior no se llega por via ancha, sino por el trillo estrecho y pedregoso y empinado.

Eso, y se puede decir mucho màs, hasta para ver la escena sobrecogidas de espectativas y grandes esperanzas. La Ultima Cena es, sin haber yo participado en ella, tambièn mìa. ...Mi ùltima Cena....
Blogalaxia Tags:

2 comentarios:

  1. Llegue a este blog por casualidad, pero me quedé leyendo rato largo. Es llevadero y positivamente reflexivo.

    Un saludo, y felicitaciones.

    PD: No se si me pasa a mi sólo, pero la barra lateral me aparece recién al final de la página, la veo como desfasada.

    ResponderEliminar
  2. Amigo, gracias por tu paseo en mi blog, y mas si fue de tu agrado, he entrado al tuyo, buenisimo...coincidimos en muchos temas literarios, quise dejarde un mensaje pero me fue imposible, serà por la diferencia de sitios, no me explico...bien querìa decirte que dices de la barra lateral, ya me lo han dicho varias personas que han visitado mi blog, y la coincidencia es que todos son argentinos, de verdad no me explico que pueda estar pasando, yo la veo bien sin ningùn distorcionamiento, no obstante borrè algunos elementos que quizàs contribuìan a esa distorsion que señalas, si acaso lees este comentario te agradecerìa me resportes que tal se ve ahora....
    Gracias y me tendràs como una asidua visitante a tu blog...
    Saludos...Karina

    ResponderEliminar