16 septiembre, 2007

MIEDO....


Siempre un poco de miedo es razonable y razonado es saludable.

Evitador de mayores problemas por aquello de que "mas vale precaver que tener que remediar"...Y el que teme es precavido.

Todos tenemos nuestros pequeños miedos. No necesariamente fobias. Estas pertenecen a un capitulo aparte.

A todos nos asaltan agoreros presentimientos alguna que otra vez.

Es raro quien no padezca de esas furtivas aprehensiones, que con todo y ser ligeras estremecen.

De seguro, el miedo, constituye uno de los infinitos mecanismos de defensa con que se apertecha el humano corazòn, atribulado como vive, en medio de tanta tiniebla e inseguridad.

El miedo es un escudo psiquico y fìsico, que no cobardia, sencillamente, como se le considera por lo regular.

El miedo, ese friito que punza el hipocondrio del artista momentos antes de su debut....al maestro instantes antes de enfrentar en el aula universitaria o en el salòn de clase de la Escuela a un grupo dificil.

A la madre en los dias que se aproxima el parto...al orador al comienzo del exordio de su perorata; al pintor, la noche de la inauguraciòn de su exposiciòn.

Al alumno antes del exàmen... al que va a hacer algo mal hecho...al que va a hacer algo bueno, pero fuera de lo comùn...al soldado cuando marcha al campo de batalla; al cirujano frente al paciente, en la sala de operaciones.

El miedo del que va amar, del que a servir...del que va a llegar...y la lista se harìa interminable.

Ese poquitìn de excitante miedo, es estìmulo, es fuerza, acicate..

Si paraliza y aniquila no vale. Asi no es miedo, es terror, es fobia y no es al que nos referimos ahora. Necesitarìa como dijimos un capitulo aparte y la atenciòn de los Psicòlogos clìnicos y los psiquiatras.

Temer, suavemente, es de valientes.

Los verdaderamente cobarde jamàs tienen miedo,porque nunca se arriesgan a nada y el friito punzante ese, no tiene porque escacearles sus beatìficos hipocondrios!...

Blogalaxia Tags:

4 comentarios:

  1. Muy buena la reflexión Karina.
    El cobarde nunca se arriesga a nada, y pasa como las nubes sin agua por la vida.
    El hombre mediocre de José Ingenieros es un flor de libro y habla sobre el tema. Seguramente lo conoces, sino, te lo recomiendo.
    Un beso grande amiga.

    ResponderEliminar
  2. Hola Fernando, es asì como dices, gracias por tu comentario tan acertado. Josè Ingenieros es uno de mis libros de cabecera, de hecho tengo algunos de sus pensamientos que mas me han impresionado por aquì...un saludo afectuoso y espero que todo vaya bien....

    Karina...

    ResponderEliminar
  3. Efectivamente, creo que la valentía y el miedo poco tienen que ver. El valiente es el que está comprometido y, aunque tenga miedo a realizar algo, sabe que su compromiso le empuja a emprenderlo. El que no tiene miedo es un temerario, un loco, cuyas acciones pueden ser legendarias, pero, seguramente, egoístas.

    El miedo prepara al cuerpo. Nos dice “Hey, amigo, vas a hacer algo importante, de modo que pon cuidado” . A este compañero yo quiero tenerlo al lado, aunque sea molesto, porque me ayuda. Los oradores buenos lo sienten, así como los buenos cantantes. Y ninguno de ellos reniega del miedo.

    También es bueno tener miedo de perder lo que tenemos, porque nos ayuda a cuidarlo. Por ejemplo, en momentos difíciles de pareja, acaso sea el miedo a perder al otro el que nos ayude a esconder el orgullo.

    Pero como dices, el terror es el hermano egoísta del miedo. En vez de acompañarnos y ayudarnos, se empeña en poseernos. A éste, cuanto más lejos, mejor.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Sin dudas que un poco de daMiedo nunca esta demas. El daMiedo en muchas ocaciones nos paraliza y nos frena ante muchas cosas. Pero en algun momento debemos juntar el valor nescesario como para enfrentarlo...Los miedos son los obstaculos que debemos superar...
    Saludos

    ResponderEliminar