04 mayo, 2007

JUDAS ISCARIOTE EL CALUMNIADO

JUAN BOSCH


Juan Bosch escribiò muchas obras. Unas de gran extensiòn. Otras màs cortas. Todas densas. Cuestionantes, y algo, muy de èl, controversiales.

Este "Judas Iscariote el calumniado", a nuestro entender despuès de haberla leìdo bien despacio y meditar en sus cuartillas introductorias, me convence, de que si aùn no ha sido reconocida como la màs difìcil y meritoria, por lo menos debìa serlo. Merece serlo.

Bosch, como era natural, no tanto por propia vocaciòn sino porque es ademàs una realidad, arranca del punto de vista polìtico al desbrozar su antìtesis.

La tesis es, la universalizada idea de que fue un traidor a su maestro.

La acusaciòn de felonìa que por espacio de casi mas de dos mil años, ha pesado, y es una maldiciòn, sobre este infeliz, de quienes ni siquiera sabemos como era,- "nadie lo sabe- como era Judas- dice el autor, si joven o viejo, si imberbe o barbado, si de tez quemada o rubia, si de ojos negros o claros, si alto o bajo, si delgado o grueso..."; parte de un proceder muy bien explicado en el campo de la politologìa.

A la muerte, en la cruz del Calvario, de Jesucristo, y luego del posterior ocultamiento de su cadàver, por los màs ìntimos, para poner a rodar la bola, incluso dentro de sus discìpulos y apòstoles, que habìan resucitado, y asì por un lado concitar la admiraciones del pueblo, y a su vez humillar al Sanedrìn y los Fariseos,- "la organizaciòn de la Iglesia dice Bosch, era un hecho polìtico que no podìa escapar a una ley universal en el fenòmeno polìtico".

Cual era esa ley, de que Bosch hace menciòn? La ley generalizada, polìtica, de que junto al bien hay que poner el mal. Dialèctica de efectos contundentes.

Al lado de la lozanìa hay que enfrentar siempre la carroña. De la dulzura, la acidez. De la confianza el termor.

Por ello, antes de explayarse en una serie de irrefutables argumentos, en los que Simòn Pedro, el hijo de Jonàs posteriormente jefe de la Iglesia de Roma, y automàticamente de toda la naciente cristiandad, como humano, pudo sentir algùn temor de ser desplazado de su primacìa por Judas.

Esa primacìa le habìa sido, por sus naturales dotes de mando, conferidas por el propio Jesus en vida...-"et super hanc petram aedificabo Eclessiam meam...-y sobre esta piedra, que es lo que significa Pedro, edificarè mi iglesia), con todo la naturaleza humana es asì, y particularmente èl que era un hombre apasionado, impulsivo y dèbil.

..."El amor une, dice textualmente el autor, pero no fanatiza, lo que fanatiza es el odio. Las multitudes personifican su amor en el caudillo, en el apòstol o en el maestro, y su odio en el enemigo del caudillo, del apòstol o del maestro"-

Y Pedro para consolidar su liderazgo dentro de la Iglesia necesitaba un chivo expiatorio, habrìa de ser Judas el Iscariote.

Vale y mucho leerse esta obra.

16 comentarios:

  1. Anónimo11/7/07

    Algo m�s de 300 paginas tiene el libro que acabo de leer, y os puedo asegurar que la Iglesia podria temblar con todo lo que en el se cuenta. Se titula EL REY DE LAS MARIPOSAS. Si quieres saber como fue Jes�s y su familia realmente, y que le sucedi� en aquellos duros a�os de su vida, no dudes en leerlo, como yo he hecho o visita el blog del libro: www.elreydelasmariposas.blogspot.com . Te alegrar�s. (Barcelona.- Judith)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. pero este libro que usted acaba leer es una novela y no tiene mas elementos probatorios que los evangelios que si tienen al menos evidencias arqueologicas e historicas probadas por ejemplo como el evangelio de lucas. mi email es jacksonlopez@yahoo.com

      Eliminar
  2. Anónimo22/7/07

    Véase este enlace:
    http://publicaciones.catolico.ws/1judas.html

    ResponderEliminar
  3. El caso "Judas" requiere reinterpretación histórica.

    ver: http://judas-inocente-tvr.blogspot.com

    ResponderEliminar
  4. Anónimo21/11/11

    la leres megusta de lo que trata

    ResponderEliminar
  5. Anónimo5/3/12

    No soy el Abogado de juda pero,nada mas hubo testigo pero nadie Lo acusaba que estrano Es Su Caso ...solamente juan el fiscal sabe de este tema

    ResponderEliminar
  6. Anónimo1/8/12

    como descargar la obra de juan bosch judas iscariote
    el calumniado

    ResponderEliminar
  7. No he leído el libro de Bosch, pero, por lo que se desprende de este texto, el juicio de la situación de Judas está hecho desde un punto de vista católico y político, que no tiene mucho que ver con lo que la Biblia dice acerca del caso Judas, o la posible "envidia" que Pedro sentía por aquél.

    "Antes de explayarse en una serie de irrefutables argumentos, en los que Simòn Pedro, el hijo de Jonàs posteriormente jefe de la Iglesia de Roma, y automàticamente de toda la naciente cristiandad, como humano, pudo sentir algùn temor de ser desplazado de su primacìa por Judas". Pedro no se consideraba a sí mismo como el jefe de la Iglesia de Roma, porque el no supo que iba a haber tal desviación de la cristianindad; y por ende tampoco se consideraba jefe de la "naciente cristiandad". En ese caso Pablo tenía más "poder" que él sobre el movimiento cristiano, lo cual consta en el hecho que fue este último el gran teologo de la cristiandad, al abarcar más libros del Nuevo Testamento con sus enseñanzas.

    Lo que Jesús dijo a Pedro fue: "Tú eres Pedro (petros=piedra) y sobre esta piedra (petra=roca) edificaré mi iglesia". La "roca", en este pasaje bíblico, es Jesús mismo. En otras palabras, Jesús le está diciendo a Pedro: "Tú eres la piedra, y sobre esta roca (Jesús mismo) edificaré mi iglesia."

    Además, por iglesia Jesús no se refería a la institución en que la Iglesia Romana se convertiría. Iglesia, del griego ekklesia, quiere decir congregación, o asamblea de gentes llamadas con un mismo proposito.

    Claro que no es de extrañarse que Bosch, como buen político que era, le diera al affair Judas un sentido político. Además, con su ideología de "librepensador" (que es una religión en si misma), es normal que haya querido desvirtuar el concepto cristiano, sectarizando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rodolfo, yo tampoco he leído el libro de Bosch. Eso nos deja a ambos en una posición similar: no podemos refutar lo desconocido con ignorancia. Si bien el profesor era político, no deja de ser cierto que era también, vocacionalmente y, más poderosamente aún, factíblemente, un escritor. Su legado literario le precede. Reconocido por otros célebres, e indudablemente altos en el haber literario, el profesor merece objetivamente el beneficio de la duda, al menos. Es evidente que es usted religioso, su pronta condena del libro que no ha leído, y su defensa del 'concepto cristiano', le delatan. No es malo, al contrario, es loable la defensa de la creencia. Pero lo es más la prudencia del no fanático; ese que se permite el estudio del algo antes de considerarlo nada. No es Bosch el único defensor de Judás, señor mío. No hay que ser político, religioso o Ateo para cavilar acerca del tema. William Klossen, Jorge Luis Borges, Hugh Maccoby, Nils Runeberg, Thomas De Quincey, entre otros, propusieron, con ciertas variaciones y no con pobres argumentos, que la traición de Judas fue más un acto premeditado (incluyendo en dicha premeditación al propio Jesús) que un impulso malévolo o que la mezquindad de la codicia. Hay que preguntarse entonces, quién ha desvirtuado qué?

      Eliminar
    2. Edgar,
      Aparte de no haber leído el libro de Bosch, parece que tampoco leyó mi comentario completo, y menos el artículo del blog en que mi comentario está basado. Parte de este se refiere al libro, o la descripción que el autor(a) del artículo hacen, y otra parte se refiere a los comentarios de el autor(a).
      Ahora, desde un principio yo hago la aclaración que, lo que pienso del libro está basado en “lo que se desprende de este texto”; texto que, a menos que el autor(a) del tal sea totalmente incapaz de aproximarse una idea general, dice mucho en sí del libro de Bosch. No sólo eso, hay una cita textual, de lo que podemos ver como una sentencia sumariante (o resumen breve) del contenido del tal libro, hecha por Bosch mismo. De acuerdo al autor(a) del artículo: "‘la organización de la Iglesia’ dice Bosch, ‘era un hecho político que no podía escapar a una ley universal en el fenómeno político’.” Si alguna vez ha hecho usted un sumario o resumen breve, sabrá que la forma de hacerlo, eficazmente, es a través de oraciones que, de una manera económica, describan el contenido del libro. Lo demás ya son detalles y pormenores, que no son absolutamente necesarias para tener una idea primordial del contenido del libro.
      Ahora, no sé sí el problema que usted tiene acerca de mi comentario tiene algo que ver con, “el legado literario que le precede” al libro de Bosch. Y que es, añade usted: “Reconocido por otros célebres, e indudablemente altos en el haber literario, el profesor merece objetivamente el beneficio de la duda, al menos”, que tal vez lo haga sentir a usted que he atentado contra la vaca sagrada. O si sea el hecho que usted se sienta con el deber de defender a alguien con quien usted comparte idolologías. O las dos cosas, tal vez.
      En cuanto a la “delación” que mi “defensa del 'concepto cristiano'” hace de mí, le gradezco su permiso para hacerla, aunque eso mi prepare, según entiendo, para ser un “fanático”, porque, además, no me he permitido “el estudio del algo antes de considerarlo nada.” Como lector y escritor asiduo de temas seculares que soy, no sabía yo que para poder llamarle a una casa “verde” (o el color que sea la fachada) tenía yo que mirar sus paredes interiores; digo, si se entiende la ilustración.
      Y estoy consciente de la defensa que muchos han hecho de Judas (entre ellos Borges y De Quincey, de los que usted nombra), que son escritores cuya eminencia literaria no les da la concesión absoluta del buen juicio; y mucho menos si atendemos a lo que usted usa como principal argumento de la “inocencia”, o “falta de malicia”, de Judas.
      Usted dice: “William Klossen, Jorge Luis Borges, Hugh Maccoby, Nils Runeberg, Thomas De Quincey, entre otros, propusieron, con ciertas variaciones y no con pobres argumentos, que la traición de Judas fue más un acto premeditado (incluyendo en dicha premeditación al propio Jesús) que un impulso malévolo o que la mezquindad de la codicia. Hay que preguntarse entonces, ¿quién ha desvirtuado qué?” Si, como usted mismo dice, fue un acto premeditado, significa que existe toda la malicia y culpabilidad de Judas; vaya, incluso en términos legales. Además, cuando usted dice que no hubo “mezquindad y codicia” de parte de Judas, le convendría leer Mateo 26. 14-16, lo cual también contestaría su última pregunta.

      Eliminar
  8. Anónimo2/12/12

    boy un poco de acueldo con anonimo los demas es pura vasura en espesial el libro de boch o foch porque iede

    ResponderEliminar
  9. Anónimo5/4/13

    Leí el libro del autor,y de mi parte felicito a Bosch por el análisis que hace sobre el hecho,sobre todo porque habla en defensa de un personaje que fue juzgado por la cristiandad,y que lo sigue siendo, y que nunca dejo algún escrito que lo defendiera de tal humillación,o si quiera que explicara porque tantas criticas hacia el.Hasta ese punto lo felicito,hizo un buen análisis de los hechos o mejor dicho de lo que se sabe por manos de Mateo,Lucas,Marcos y Juan;me gusto la forma en que argumento,las mayorías de veces,he incluso el autor en su análisis llega a criticar los evangelios porque, según el,los autores se contradicen ellos mismos.Me parece a mi,no se si los demás que leyeron la obra lo notaron,pero a mi entender Bosch trata de culpar a otra persona,para mi que esa es Juan,y lo digo por la forma en que el autor critica su evangelio. En realidad los critica a todos,pero es el evangelio de Juan el que el autor presiona mas,por así decirlo,ademas el ultimo párrafo de la obra deja algo por decir,si lo analizan bien se darán cuenta por si solos...en fin,me parece un buen análisis del autor...peeeroooo si les halamos sobre este tema a las personas que son verdaderamente religiosas,nos ignorarían por completo,estoy segura,y lo digo porque me paso,y es que a ellos no les interesa realmente si fue Judas o no,pues eso no cambiaría el hecho de la muerte del Mesías,ademas todos sabemos que no es posible entender las escrituras de la Santa Biblia desde un análisis filosófico,pues ambas son ideologías contrarias,se ha dicho,en la misma Biblia,que solo con fe es posible entender los hechos que allí se encuentran narrados,pues son los unicos que exiten y en ellos de debe confiar. Asi que o crees en lo que alli se cuenta o simplemente dejas los hechos tranquilos como estan!!!


    ResponderEliminar
  10. Anónimo5/4/13

    Si no fue Judas el traidor,si solo fue,como dice el autor,victima de calumnias,entonces,¿Quien fue? ¿Creen ustedes que el autor trata no solo de defender a Judas,de probar su inocencia,sino que también, trata de buscar otro culpable? ¿Y que ese culpable es Juan? Opinen!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como los evangelios no son muy claros al respecto, según los dos comentarios anteriores y el mismo Bosch; debe haber sido el mayordomo. Ah, y tampoco fue Marco Junio Bruto uno de los principales conspiradores en el asesinato de Julio Cesar; debe haber sido Suetonio, uno de los que narraron el suceso.

      Eliminar
  11. Anónimo21/7/13

    saludos, primero , partiendo del hecho que la base de toda informacion que usa bosch para defender o enjuiciar a judas es los evangelios en si, detesto la idea de que una persona pueda aceptar como cierta una parte y descartar pol falsa la otra segun convenga a los propositos, pues si una parte es falsa hace descredito al resto. asi que en esta gran obra que de bosch lo que veo mas bien es su afan de probar su propia verdad, claro en manera simbolica, si recordamos sobre el pesaban acusaciones de comunismo y cirtos tratos fuerzas externas de republica dominicana que buscaban intereses particulares, siendo asi en su obra lo que veo es que la historia es dependiendo quien la cuente y su defensa de judas no es mas que un simbolismo

    ResponderEliminar
  12. Anónimo28/4/15

    Mis calumniadores y mis prevaricadores son unos conspiradores que me supeditan apologalmente desde el año de 1,992 con cualquier muchedumbre porque son polares desde el mundo surrealista con los cómplices vecinales de mi vecindario para exterminarme por motivo de especularme denigrantemente debido a que los tales me calumniaron de prevaricador en el año de 1,992 hasta el año 2,003 y de violador sexual parafílico desde el año 2,003 hasta el año actual 2,015 dejando a mi nacion Guatemala perpleja de mis mudanzas hogareñas por mi madre donde los tales han improvisado de region en region a la gente de mi nacion con inferirme al pandillerismo de 9 maras para efectuar la paz de la delincuencia a nivel mundial y la paz de los países bélicos de la tercera guerra mundial por mis encarnaciones divinas de los Dioses aborigenes del mundo y del cristianismo como tambien por mis encarnaciones demoníacas de los demonios. Los tales me aplicaron moraleja sexual como adagio necrofílico para desconocerme como un pseudónimo penal denominado VINICIO CERVANTES DE LEON CARPIO quien es mi equivalente de mi nombre real JORGE VINICIO SANTOS GONZALEZ donde judicialmente tengo parafilia voyeurista por mis secuaces mediante no cometa ultraje sexual pero si incurriere al tal entonces me aplican necrofilia voyeurista. Los tales son lisonjeros y tambien precarios.

    Atentamente:
    Jorge Vinicio Santos Gonzalez,
    Documento de identificacion personal:
    1999-01058-0101 Guatemala,
    Cédula de Vecindad:
    ORDEN: A-1, REGISTRO: 825,466,
    Ciudadano de Guatemala de la América Central.

    ResponderEliminar