29 mayo, 2007

ETERNA DUALIDAD....LA DEL HOMBRE

FILOSOFOS DISCUTEN CON PLATON Y ARISTOTELES

Desde la existencia de la inteligencia pensante sobre la tierra, adversa dualidad del bien y del mal, del amor, que construye, y el odio que separa y destruye, ha sido planteado, con machacona insistencia, no sòlo en el plano de una ètica material, o sea en el plano puro y simple del Acto Humano; sino por igual en el de la ètica formal, o sea la intenciòn que orientan dichos actos.

No ha tenido el hombre, para conocer lo bueno y lo malo, que hacer profundos estudios. Tales conocimiento escapan a cualquier academia porque surgen espontàneamente. Todas las culturas de todos los tiempos, desde las màs primitivas hasta las mas tecnificadas y de ahora se cuestionan sobre esta realidad y se preguntan si es real la libertad de realizar uno u otros. Si la libertad, tanto interior como de afuera, segùn el decir de muchos, no es màs que un supuesto, una quimera bonita, un tèrmino muy retòrico, pero muy, muy inexistente, el hombre no tiene en realidad culpa de hacer lo que hace: el bien, o el mal. Su quehacer vendrìa guiado por fuerzas demasiado poderosas, de las que èl jamàs podrà safarze.

Supuestamente se sentirà ser libre, pero realmente no lo es, ni lo ha sido, ni lo serà nunca. Algunos pensadores y filòsofos, hasta teòlogos van mas lejos, al negar, incluso, la libertad en Dios. El pueblo dice en su refranero que "despuès del palo da'o, ni Dios lo quita, y es una gran verdad. No es El libre para quitar, borrar ese palo dado, asì desaparezcan todas las Galaxias del universo y vuelvan a formarse...el palo se diò y se quedo. Pero tampoco puede Dios hacer el mal. Dios no puede pecar. No puede mentir. No puede empezar hacer una cosa y terminarla, ya que eso conllevarìa estar sujeto al tiempo. Nosotros sì. El no.

Un eterno presente es su existencia, inalcanzable, llena de grandeza y de insondables misterios. Pero en el hombre, hemos apuntado, aunque no tiene libertad, en sentido estricto, sino màs bien una presunciòn de ella, la hechura del mal, o del bien, puede interpretarse, perfectamente como un acto libre por el que incluso es merecedor de premios o castigos. Los primeros grandes pensadores griegos, padres del filosofar en occidente, ni remotamente consideraron la posibilidad, y mucho menos la necesidad, de evaluar la conducta humana. El hombre actuaba como era y punto. A nadie se le ocurria pensar que sus actos merecieran còdigos que los sujetaran a ciertas normas. Fuè a la entrada en escena de Sòcrates que concibe una nueva ciencia que llama ètica, para oponerla tajantamente, no tanto a los filòsofos mas antiguos, sino a los que le preceden, los Sofistas, altamente peligrosos por su dialèctica expositiva, enorme, en los errores que difundìan. A partir de Sòcrates la labor filosòfica y docente desarrollada durante toda la antiguedad, comenzando por Platòn y Aristòteles, y sus seguidores, los planteamientos formulados en la Roma Imperial, Sèneca, Ciceròn, Plotino...y tantos otros fieles seguidores de los griegos.

Al advenimiento del cristianismo, en sus tres primeros siglos se hecha toda una zapata de concreto armado en las cavilaciones èticas del hombre que habria de permanecer ìntegra hasta hoy dia, salvo algunas variaciones que las grandes crisis mundiales han forzado introducir. Principalmente a las caidas de los dos imperior romanos al intervalo de un milenio y poco màs; durante la ruptura de la cristiandad en Europa con el nacimiento del Protestantismo; los grandes descubrimientos las revoluciones en Inglaterra XVIII, y en Francia S.XVIII, la formaciòn de los EE.UU; las independencias de los paìses Hispanoamericanos...y asì por el estilo. Algunos en la antigüedad, como Sèneca, decian que los patrones èticos y las normas morales no debìan ser jamàs cambiadas. Los Escèpticos que era la escuela de Sèneca mantenian un tradicionalismo rayano en lo fanàtico. Como ya hemos apuntado que la Etica, como ciencia de la rectitud de la conducta humana, y la Moral que es la costumbre hija de la cultura y la tradiciòn no pueden mantenerse estàticas. Por recta obligaciòn los hombres y las sociedades, tienden a revisar sus esquemas etico-morales como ùnica forma de no caer en el plano de la entelequia y la fosilizaciòn.

9 comentarios:

  1. Hola

    me llamo sandra sandoval, y soy artista visual, mexicana.
    la imagen que usas en tu perfil es una obra mía.
    me da gusto que la utilices y que te haya gustado, sobre todo porque me di una vuelta por tus blogs y me parece que tu contenido es muy interesante.

    te escribo porque al principio cuando vi la imagen en tu blog, pensé en pedirte que escribieras el credito de que es una obra mía, pero encontré tu blog cuando buscaba informacion sobre los movimientos estudiantiles actuales en venezuela, y fue una sorpresa para mi ver mi imagen ligada a esos sucesos sociales.
    la informacion la buscaba por que voy a hacer una obra de arte en base a esos hechos, asi que imaginate que sentí maravilloso cuando en el buscador puse: "RCTV movimientos estudiantiles" y me aparece una foto de mi obra, fue casi magico, asi que en lugar de pedirte el credito por utilizar la obra,mas bien te doy las gracias por que el hecho de que la utilices fue el medio para la realizacion de esta obra nueva que planeo, una señal de que tengo que trabajar sobre eso.

    un abrazo

    sandra

    ResponderEliminar
  2. Hola Sandra, un placer saber de tì, la imagen tuya no solo me gustò sinò que me fascinò en todo el sentido excelso de la palabra, es la tercera imagen que pongo en mi perfil, y te cuento, me veo compelida a no publicar la mia por razones necias de mi pareja. Buscando siempre encontrar algùn dìa la que me llegara al corazòn y me hiciera sentir identificada plenamente con ella, encontrè èsta de la cual me enamorè....Como testimonio de mi respeto con el trabajo gràfico ajeno, que sè vale mucho harè la aclaraciòn en la pàgina de mi pèrfil.
    Ya anteriormente tuve esa experiencia con un caricaturista Argentino al utilizar una imagen de Shopenhauer-de su creaciòn- de repente me encuentro con un comentario pidiendo el crèdito, asì lo hice, puès con eso no juego...Ha sido de mucho agrado para mi esta afortunada coincidencia, la que me ha permitido el alto honor de conocer virtualmete a una gran artista. El gusto es mio y gracias por tu gentileza y don de gentes.
    Un cariñoso saludo....K

    ResponderEliminar
  3. L.A (Luis Alfonso)30/5/07

    Estimada Karina:
    El tema de la moral siempre ha sido enormemente complejo. La clave es si la moral debe responder a esquemas universales e inmutables, como respuesta a la existencia de un Deus ex machina, o si debe ser el propio hombre, en función de su contexto, el que debe cincelar, enhebrar, un código ético. El problema de esta última conducta es que ha propiciado la aparición de totalitarismos de toda índole, que, sustentados en una ética relativista, han erigido al hombre en codificador del bien y el mal, lo que ha resultado, en la mayoría de los casos, enormemente dramático. Por cierto, cuando afirmas que eres agnóstica, ¿qué quieres decir realmente?: ¿Qué no crees en Dios, o que piensas que su posible existencia está más allá de la capacidad intelectiva del ser humano y, por tanto, no te defines? Te lo pregunto porque muchos, cuando se declaran agnósticos, lo que realmente quieren decir es que son ateos,aunque una y otra cosa no son, desde luego, lo mismo.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Estimado amigo Luis Alfonso: La naturaleza humana implica, para todos, una capacidad para formar hábitos, pero los hábitos formados por un individuo en concreto dependen de la cultura y de las opciones personales repetidas de ese individuo. Todos los seres humanos anhelan la “felicidad”, es decir, una realización activa y comprometida de sus capacidades innatas, aunque este objetivo puede ser alcanzado por muchos caminos.
    La ética, como una rama de la filosofía, está considerada como una ciencia normativa, porque se ocupa de las normas de la conducta humana.
    En su Metafísica, Aristóteles abogaba por la existencia de un ser divino, al que se describe como “Primer Motor”, responsable de la unidad y significación de la
    naturaleza. Dios, en su calidad de ser perfecto, es por consiguiente el ejemplo al que aspiran todos los seres del mundo, ya que desean participar de la perfección. Al “Primer Motor”, por ejemplo, no le interesa lo que sucede en el mundo ni tampoco es su creador.
    Según Kant, no importa con cuánta inteligencia actúe el individuo, los resultados de las acciones humanas están sujetos a accidentes y circunstancias; por lo tanto, la moralidad de un acto no tiene que ser juzgada por sus consecuencias sino sólo por su motivación ética. Como principio moral último, Kant volvió a plantear el término medio en una forma lógica:.. “Obra como si la máxima de tu acción pudiera ser erigida, por tu voluntad, en ley universal de la naturaleza”.
    Kant insistió en que uno ha de tratar a los demás como si fueran “en cada caso un fin, y nunca sólo un medio”.

    Freud atribuyó el problema del bien y del mal en cada individuo a la lucha entre el impulso del yo instintivo para satisfacer todos sus deseos y la necesidad del yo social de controlar o reprimir la mayoría de esos impulsos con el fin de que el individuo actúe dentro de la sociedad. A pesar de que la influencia de Freud no ha sido asimilada por completo en el conjunto del pensamiento ético, la psicología freudiana ha mostrado que la culpa, respondiendo a motivaciones de naturaleza sexual, subyace en el pensamiento clásico que dilucida sobre el bien y el mal.
    El filósofo alemán Martin Heidegger mantenía que no existe ningún Dios, aunque alguno puede surgir en el futuro. Los seres humanos, por lo tanto, se hallan solos en el Universo y tienen que adoptar y asumir sus decisiones éticas en la conciencia constante de la muerte. El filósofo y escritor francés Jean-Paul Sartre razonó su agnosticismo pero también resaltó la heideggeriana conciencia de la muerte. Sartre mantuvo que los individuos tienen la responsabilidad ética de comprometerse en las actividades sociales y políticas de su tiempo. El supuesto conflicto sobre la existencia de un Dios omnipresente, no revestía ningún sentido de trascendencia para el individuo, pues en nada afectaba a su compromiso con la libertad personal.

    Quede manifiesto aquì mi agnosticismo, tras el cual me gustarìa opinar que creo que existiò un señor llamado Jesus, y quedarìa como probado que el diò lugar a una civilizaciòn semìtica, que màs tarde se introdujo en un crisol cultural junto con otra civilizaciòn, la indioeuropea, dando como resultado esa cultura grecorromana donde germinò la filosofìa como acto y forma de buscar el dogma de nuestra existencia. Este señor logrò unificaciòn entre los dispersados judios y creò una nueva forma de pensar, basada en la sencillez y en la igualdad, que roìa los pilares del poder y de los poderosos, hasta el extremo de que tuviesen que eliminarlo, sin lograr eliminar, como hoy sabemos, el movimiento que creò.
    No queremos profundizar mucho, sòlo pretendo mencionar que hace mas de dos mil años que la filosofia està sobre la faz de este planeta, y que mucho antes de que Spinoza atribuyera la cualidad de dios a la naturaleza, de que un austriaco llamado Hume diferenciara las percepciones del ser humano, y de que un ingles llamado Darwin desarrollara la teoria de la evoluciòn de las especies...la filosofìa ya existìa.

    Para mi, una de las palabras mas feas es ATEO Y CÀNCER, muchas personas confunden el ateismo con el agnocitismo. Los agnòsticos creen que la evidencia a favor y en contra de la existencia de Dios es cuestionable; por lo tanto suspenden el juicio en beneficio de la duda.
    Un incalculable nùmero de personas se preguntan en estos tiempos de tantas calamidades,terrorismo,guerras, turbulencias, enfermedades...tragedias sin fin...abusos...injusticias...usura...drogas...asesinatos...mentiras...calumnias...¿PORQUE?...Llegando con estas interrogantes a dudar de la existencia de un dios que permita estas cosas...un ser sagrado a quienes adoran y se dirigen oraciones...creador y origen de todo cuanto existe...y al que en tèrminos de atributos perfectos se le pide sobre todo bondad...

    Saludos cordiales...k

    ResponderEliminar
  6. Bueno, he tenido que suprimir dos veces el mismo comentario ya que el ùltimo pàrrafo salìa con una omisiòn, pero nada, fuè inùtil, como quiera repetìa...pero quizàs ni lo noten...
    Karina

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. Anónimo9/1/09

    Hola,saludos ante todo,bueno, creo que al hablar de "DIOS" y nuestro comportamiento,debemos matizar,vamos a ver, si este mundo lo creo dios,o alguna fuerza natural,y que en su primigenia edad ,ni siquiera,existia vida alguna,tenemos que considerar,que la evolucion es un hecho,de alguna u otra forma,bien, lo que quiero decir,es que si ahora nos preguntamos y somos conscientes de nuestra dualidad,lo que ya se plantea el hombre, siguendo conductas, de filosofos,profetas,etc,es porque se evoluciona,el hombre es joven,si lo comparamos con la madre tierra,asi que se tiende a evolucionar,tanto mental, como fisicamente,en un futuro lejano seran otros, los planteamientos.,,,saludos

    ResponderEliminar