04 mayo, 2007

DOMINICANIDAD DE PEDRO HENRIQUEZ UREÑA


En estos dìas que quedan de la Feria del Libro, me he propuesto como un homenaje a nuestros grandes intelectuales dominicanos postear por aquì algunos de sus libros, no podìa en estos propòsitos dejar de mencionar al grande de los grandes,


PEDRO HENRIQUEZ UREÑA, quien no sabe acaso que es el dominicano y el latino-americano con la formaciòn humanìstica mas completa?...¿Quien ignora su magisterio incanzable, su ejemplaridad de vida, su espìritu de servicio, su cultura enciclopèdica?

Pedro Henriquez Ureña fuè un verdadero universo.
Un infinito universo.
Un inacabable universo.

El hijo de la sin par autora del poema "Ruinas" le diò, de su seno, a la patria que tanto querìa y pendìa de su corazòn, un tesoro de valor incalculable, ofrenda que ella canta en el poema "Mi Pedro", alborozada.

Las obras completas de Don Pedro Henriquez Ureña, fueron compiladas por Juan Jacobo de Lara, en los años setenta por disposiciòn de la UNPHU, Universidad que se honra muy mucho en llevar su nombre y hacer manifiesto su ejemplo.

Hizo observaciones sobre el Español en Amèrica, en el que hablo de las zonas dialectales; de como el castellano convive con las lenguas indigenas en muchos paìses de Amèrica, y sobre la ùnica lengua criolla que el Castellano ha producido en el Nuevo Mundo a influjo de los negros: el papiamento que se habla en Curazao, Buenos Aires y Aruba

Enfoca en este trabajo la distribuciòn geogràfica de los fenòmenos fonèticos, y el "Voseo", esto es, el uso del vos que existe en casi toda Amèrica del Sur. Entre nosotros, al igual que en Cuba y Puerto rico, y Mèxico, se emplea el "tuteo", esto es el uso del tù.



Sea cierto, o no, historias se han contado y muchas de Mèxico y Buenos Aires en que sus alumnos no podìan creer que fuera un antillano quien, con genialidad desusada les exlicaba, Historia de la Lengua Española, o Mètrica y Versificaciòn.



Pareciera como si fuera imposible e inaceptable que un hombre de su estatura moral y talento que manejaba a los Clàsicos en sus propios idiomas y èl mismo hablara esos idiomas con soltura sin par, va a nacer en media islita antillana perdida entre arrecifres, arena y ron.



Es la concepciòn elitista y aristocràtica de la cultura que no concibe que puedan forjarse grandes humanistas, filòsofos y hombres de pensamiento profundo que no sea en los Estados Unidos y Europa.



El caso es que ahì tendràn, y como ese muchos otros, aunque de menor talla, una evidencia de que el talento de la especie humana no hace diferendos.



En su obra Emilio Rodriguez Demorizi hace justicia no sòlo a la propia persona ilustre del humanista a quien por banalidad o ignorancia se le atribuìa otra nacionalidad, y, aùn mas afirmaban que èl no le salia al paso a tales pretensiones.



Tambièn se le hace justicia al pueblo dominicano que se pretende menospreciar, o pretendiò entonces menospreciar.



El libro fue impreso por primera vez en 1947, la ediciòn que poseemos es del 1984, justamente el año del centenario del maestro. Comienza con el discurso pronunciado en el acto acadèmico el 29 de junio de 1946 en la Universidad de Santo Domingo para rendir homenaje pòstumo a su egregia figura. El panegìrico estuvo a cargo de Don Emilio Rodrìguez Demorizi y comienza asì:



..."No elogio del sabio, ni la grandilocuente apologìa del virtuoso, sino el sencillo encomio de la fèrvida dominicandad de Pedro Henriquez Ureña, ha de ser el homenaje màs caro al espìritu que ya mora en la excelsa mansiòn de los justos.



Porque en su vida consagrada al humanismo, en lo hondo de sus inagotables ansias de sabidurìa, por encima de su alto magisterio y de sus devociones estèticas, estaba su amor de patria, amada con orgullo por sus glorias, querida con pena por sus vicisitudes"...



Los mèritos de los hijos con corona de sus padres. La patria dominicana se siente orgullosa, se ha sentido siempre orgullosa de su hijo Pedro Henriquez Ureña, y el hijo tuvo a mucha gloria siempre el ser dominicano. ¿Acaso no era hijo de aquella mujer dominicana por encima de todas las demàs, SALOME UREÑA DE HENRIQUEZ?....



Ojalà los estudiantes dominicanos y el pùblico en general lo puedan conseguir en la Feria del Libro, que ya casi termina....

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada