27 mayo, 2007

EL PRIMER CIRCULO.......


La lucha por la libertad. La muerte por la libertad...El sacrificio por la libertad...La entrega a la causa de la libertad...Las ideas libertarias...La cruz de la libertad..el precio de la libertad....y no terminarìamos nunca. Ha afanado el hombre en la historia por ser libre que eso no tiene ejemplo.


La sangre derramada es incomparable. Las làgrimas y los sudores vertidos cosa de no creerse. Los trabajos, las dificultades, los tropiezos, contratiempos, encontronazos, son dignos de voluminosa antologìa que llamariamos: ANTOLOGIA DEL DOLOR NO SANADO.Y eso que la libertad es una condiciòn mas subjetiva que real. El hombre pronuncia y escribe la palabra libertad con unciòn inùtil: primero porque nunca, dada nuestra condiciòn humana, hechos de tierra, agua y polvo del Cosmo, podremos ser libres, justamente como un contrasentido , las cadenas que nos atan a la vida, que nos hacen esclavos de la vida son las que nos garantizan la libertad suspirada.Segundo porque nuestras vivencias de libertad estàn condicionadas, por conveniencia social, al ejercicio de las libertades ajenas, lo que nos circunscribe, lo que no nos permite remontar vuelo a nuestro antojo.

Ser libres como nos dè la gana.Y tercero, poque intelectualmente no podemos desprendernos de los elementos de cultura que se nos ha imbuido desde siempre, que nos atan sin cadenas y nos obligan sin làtigo.A pesar de lo inalcanzable, en su plenitud, el hombre no se dà por vencido. A pesar de que presunta que es màs ilusiòn que realidad; que es màs sujecciòn y cadena a las leyes de la vida biològica, que desembarazo total; que es mas servidumbre obligada, por conveniencia, que aspiraciòn plenamente colmada y embriagadora.

Esa es la libertad que hay, y esa es la que acepta. Y esa es por la suspira y lucha.ALEXANDER SOLSCHENITZIN, en su voluminosa obra: EL PRIMER CIRCULO, ganadora del Premio Nobel en el año 1970, cuenta sin rebuscamientos, en carne viva, la Rusia de Stalin. Se te estruja el corazòn al leerlo.El estuvo en el monton, ¿cuàntos millones? Cualquiera sabe ¿En el montòn de los que perdieron la esperanza, de los que aguantaron y aguantaron tantas y tan denigrantes humillaciones que se volvieron insensibles a los golpes en el alma...y en el cuerpo.Indiscutiblemente fue una generaciòn azarosa. Palos del nazifacismo, palos del bolchevismo. Solo muy pocos sobrevivieron para contarlo.Solscenitzin fue uno porque estaba destinado a denunciar en donde, la ilusiòn de la libertad del hombre, habìa sido asesinado sin piedad en nombre de una ideologìa polìtica espurea, de ambigua procedencia y sin ninguna praxis que garantizara lo viable de su factibilidad.
Aquellos hombres soportaron acusaciones absurdas, burlas vejatorias, penas de diez años sobre diez, y otros diez, solo porque asì era màs seguro. Sòlo, porque quien sabe, si tal vez a lo mejor, quizas, complotan, espìan, son enemigos de la revolucion.Desangrada la esperanza, asfixiada la ilusiòn de la libertad.El S. XX fue prolìfico en genocidios. El progreso cientìfico ha cooperado màs con el espectro de la muerte y su guadaña, que con la sana ilusiòn de la libertad, el progreso, la abundancia y la paz.Ha sido asì por desgracia.Solscheniitzin viviò aquella desolaciòn y aquel desastre.

El primer circulo de la devastaciòn bolchevique, untuosamente lo consagrò Stalin a los cientìficos y tècnicos con supuesta o reales acusaciones polìticas. Asì lo hizo Dante, el de la Divina Comedia, en el primer cirulo del infierno colocò a los filòsofos del paganismo.Que cada quien haga las deducciones que se desprenden del parangòn.Toda aquella horrible masacre en vida, perpetrada con los mismos que hicieron la revoluciòn, por los bolcheviques, fue precisamente por la libertad para conservarse exige tanta sangre y tanto abuso?La ilusiòn de libertad que vivimos se nos hace indispensable.La libertad aunque no sea una realidad consumada, ni una actitud de comportamiento cien por ciento viable, es una ilusiòn sin la que no podemos vivir, sin la que no concebimos ninguna acciòn intelectual lùcida, sin la que la honra de la vergüenza quede entredicho. EL PRIMER CIRCULO

4 comentarios:

  1. Es sorprendente que el libre albedrío sea un debate del que aún se dice lo mismo que hace miles de años: ninguna evidencia científica apunta a que sea posible la existencia del libre albedrío, no obstante, es realmente absurdo pensar que no existe.

    Como aficionado a la física creo que el próximo gran reto de la ciencia será precisamente ese, explicar cómo es posible que seamos libres (si es que es posible, claro).

    ResponderEliminar
  2. Luis Alfonso28/5/07

    Estimada Karina:
    El problema de la libertad siempre ha descollado en el debate filosófico, y más en concreto en el contexto teológico. Yo profeso la opinión de Schopenhauer, notablemente excéptico acerca de la libertad real, la de volición, y suscribo por ello sus palabras: “El hombre es libre de hacer lo que quiere, pero no de querer lo que quiere”. Por otra parte, admiro la figura de Alexander Solschenitzin y su lucha contra esa dictadura que siempre ha escondido su verdadera vocación, despiadadamente totalitaria y uniformadora, bajo el manto narcotizante de excelsos ideales. En Rusia, además, el comunismo liquidó a una generación de escritores y poetas muy notable, entre los que despuntaba Anna Ajmátova.

    ResponderEliminar
  3. Hola Carlos, bien como dices, es realmente absurdo pensar que no somos libres, pero como explicar a raiz de los preceptos filosòficos que lo somos, ya lo decìa Kant
    "...La libertad es una noción metafísica, de la cual no puede darse una demostración teorética, pues esto sería tanto como conocer lo absoluto; ahora bien, en el orden práctico debemos creernos libres; porque de no ser así, no se explicaría la conciencia del deber".....

    Un saludo cordial....K

    ResponderEliminar
  4. Estimado amigo Luis Alfonso, en esto del concepto de la libertad està claro que coincides plenamente con el pensamiento del gran Shopenhauer, quien se mantuvo firme en su concepto de la libertad, alguna vez creì tener dudas sobre lo que era su real pensamiento ... pero si leo lo que citas:...“El hombre es libre de hacer lo que quiere, pero no de querer lo que quiere, no me cabe la menor duda que su pensamiento fue firme cuando decìa: "...Consiste la libertad fìsica en la ausencia de obstàculos de cualquier naturaleza"...

    Abrazos....K

    ResponderEliminar