02 marzo, 2008

LA CUARENTENA DE DIOS.....


El evangelio cuenta que el Señor Jesùs estuvo cuarenta dìas con sus noches,- se hace la especificaciòn, que con sus noches, porque era y es una costumbre muy arraigada en occidente y en oriente medio, guardar penitencialmente ¿...? las horas de luz solar, no asì las noches- de retiro completo.

Fueron, narra la Escritura, cuarenta dìas de soledad, de diàlogo intentìsimo con el Padre, parte de su propia naturaleza divina. Dias de ayuno y gran silencio, solo posible en medio de las arideces y solanas de aquellos abandonados riscos palestinos.

Aquel fuè un ejemplo magistral que en cierta forma la Iglesia nos invita, claro que dentro de nuestras miserias y limitaciones, a imitar en estos dias de cuarentena o cuarema antes del triduo sacro (Jueves, Viernes y Sàbado Santo y la Pascua.)

Bien se sabe que no es para la enorme mayorìa, incluyendo sacerdotes, religiosas y religiosos, excluirse por completo de todos y de todo, para por espacio de cuarenta dìas apenas alimentarse, desatender las obligaciones y dedicarse por entero a la oraciòn y a la penitencia, pero sì es posible hacer un alto, aùn en medio del tràfago envolvente en que se vive hoy dìa.

Un alto indispensable por lo descansador que es. Tonificante, por lo de nutriente que es para el espìritu.

Un alto donde se evaluè...Donde se reafirman los principios y se prometa con fè cierta. Donde la caridad sea mas funcional y pràctica. Donde la esperanza renazca certera y el espìritu de servicio se afinque en nuestros propòsitos.

Para ello bien pudiera servir un retiro de pocos dias, o quizas unos minutos de aposento alto al irnos a dormir por las noches o al despertar con el sol tempranero de las mañanas.

Esta cuarentena tiene sus connotaciones particulares para todos...muy especiales....en los tiempos que discurren se pudiera decir que mas de la mitad de la poblaciòn mundial vive el dia a dia en una constante cuarentena, en un constante ayuno, se levantan sin saber lo que comeran en el dìa y asì facilmente mueren de inaniciòn....

Para los catòlicos creyentes esto es palabra de Dios, pero todavia no conozco el primero que me haya dicho que no ha comido en todo el dìa....hablar de ayunar en una persona sana y pudiente es puro relajo, lo hacen por fuerza mayor, los desheredados de la fortuna, los que si han pasado hambrunas terribles, los que pasan el dìa y la noche a la interperie porque no tienen un techo donde cobijarse.

¿Como pedir a un cristiano que no coma carne los viernes, ¿Como?.....si carne no come en meses y un viernes de Cuaresma por pura casualidad o suerte por mejor decir, se le presente un trozo de un buen bistec, lo dejarà de comer para cumplir con la palabra Dios?....

La verdad que es bien dificil adentrarse en estos vericuetos de la Biblia, principalmente el pobre de solemnidad....estas cosas tienen que ser modificadas, porque existen pobres diablos que llevan al piè de la letra las sagradas disposiciones de la Biblia aùn en contra de su maltrecha salud....

La Semana Santa, es todo menos rezar, ayunos, aislamiento, sacrificios, torturas, es lo mas parecido a la promiscuidad....Semana Santa en los tiempos que corren sol, playas, bebentinas, comederas, sexo, drogas, discotecas, amaneceres, y el desbande de todos los placeres y excesos que se hacen en esa "Semana Santa", que de "santa" no tiene nada, como si el mundo se fuera acabar......

2 comentarios: