26 agosto, 2008

EL EMPERADOR FILOSOFO SURGE DE NUEVO.....

Cabeza de mármol del emperador Marco Aurelio hallada en el yacimiento de Sagalassos (Turquía).
SARP - 26/08/2008
Las piernas de una gran estatua del emperador Marco Aurelio (en la imagen) han sido encontradas en el yacimiento de Sagalassos (Turquía).
26/08/2008

HALLADA UNA ESTATUA GIGANTE DEL EMPERADOR MARCO AURELIO EN TURQUÌA...

Partes de una gran escultura del gobernante filósofo han sido desenterradas en la antigua ciudad de Sagalassos
ELPAIS.com - Madrid - 26/08/2008

El esplendor de Marco Aurelio, uno de los grandes emperadores romanos, vuelve a lucir de nuevo. Un equipo de arqueólogos ha desenterrado partes de una estatua gigante del gobernante romano primorosamente esculpida, en un yacimiento en Turquía, según recoge la web de la BBC. Hasta el momento se han localizado la cabeza, el brazo derecho y las pantorrilas, que fueron encontradas en la antigua ciudad de Sagalassos, en una zona montañosa al suroeste de Turquía. Se estima que la estatua podría medir 4,5 metros.

Las piernas de una gran estatua del emperador Marco Aurelio (en la imagen) han sido encontradas en el yacimiento de Sagalassos (Turquía).-

Marco Aurelio concluyó el periodo de máximo esplendor del imperio romano, tras los reinados de Nerva, Trajano, Adriano y Antonino Pío. Reinó desde el 161 d. c. al 180 d. C y además de por sus logros como emperador (luchó contra las tribus germánicas en el Danubio austriaco), fue célebre por sus escritos, que le valieron ser considerado como uno de los filósofos estoicos más prominentes. El actor Richard Harris lo encarnó en la película Gladiator. Fue el último de los llamados cinco grandes emperadores romanos.

El equipo de arqueólogos, dirigido por el profesor Marc Waelkens, de la Universidad Católica de Lovaina (Bélgica), halló los pedazos de la estatua la cámara mayor de los baños romanos de Sagalassos, una habitación de planta cruciforme que mide 1.250 metros cuadrados y está cubierta con mosaicos. Probablemente fue utilizada como frigidarium, una estancia con un piscina de agua fría en la que los romanos se sumergían después de tomar un baño caliente. Un terremoto entre el 540 y el 620 la destruyó parcialmente y la llenó de escombros. Los arqueólogos han excavado el frigidarium durante los últimos doce años, como parte de unas excavaciones más amplias en esta antigua ciudad, que fue un importante centro regional.

Salón de la fama imperial
Este mismo equipo de investigadores descubrió el año pasado fragmentos de una estatua de mármol colosal del emperador Adriano y durante el último mes también han encontrado una cabeza y un brazo de una imagen de Faustina la mayor, esposa de Antonino Pío. Los investigadores consideran que la estancia albergó una galería de esculturas sobre la dinastía Antonina, soberanos de orígenes hispánicos que gobernaron el imperio romano durante el siglo II d. C.

La pista del emperador Marco Aurelio comenzó con la localización de un par de pantorrillas de mármol el pasado 20 de agosto entre los escombros. Luego siguió un brazo derecho enorme, de 1,5 metros, cuya mano sostiene un globo que probablemente estuvo coronado por una figura de la Victoria en bronce. Y finalmente fue el hallazgo de la cabeza lo que confirmó que se trataba de la estatua de un joven Marco Aurelio. La pieza, de un metro de altura, presenta los célebres atributos del gobernante: los ojos saltones y la barba. Las pupilas miran hacia arriba, "como en una profunda contemplación, lo que encaja perfectamente con un emperador que era más un filósofo que un soldado", según el profesor Waelkens, que añade que se trata de una de las descripciones más bellas del emperador.

El soberano romano llevaba botas militares profusamente detalladas con una piel de león y escudos de amazonas. El torso estaba probablemente cubierto con una armadura de bronce rellena de terracota o madera. Cuando el techo de la cámara cedió durante el terremoto, seguramente el torso estalló.

Como la estatua de Adriano fue encontrada medio tumbada entre los escombros del frigidarium, los investigadores pensaron que debió de haber sido arrastrada hasta allí desde otra parte de las instalaciones de los baños. Quizá para quitarle su armadura de bronce bruñido o para quemar las enormes piezas de mármol para obtener cemento, en un cercano horno de cerámica. Sin embargo, ante el numeroso conjunto de piezas localizadas, los arqueólogos consideran ahora que la estancia incluía un conjunto ornamental que incluía las esculturas de Adriano, su esposa Vibia Sabina, Antonino Pío, sus esposa, Faustina la mayor, y Marco Aurelio. Las estatuas habrían estado colocadas en una serie de nichos que rodeaban la habitación.

1 comentario:

  1. camilo27/8/08

    Tengo un libro de Marco Aurelio.
    Escribe en forma de proverbios.
    Algunos muy buenos.
    Saludos Karina

    ResponderEliminar