18 agosto, 2007

CUERPOS Y ALMAS...


Los años de la entre guerra, 1917-1939, poblaron el cielo de Francia de luces, en el campo de la literatura. Luces, celebridad y elegancia, nada corriente.

Entonces los Proust, Gide, Mauriac, Malraux, Louis Ferdinand Cèline, Joyce, Franz Kafta...por solo citar algunos, hicieron gala de sus poco comunes inteligencias. De sus virtudes artìsticas y pensamiento que pasearon, y con sobrada razòn y orondo y ufanos, por el mundo.

La de ellos fue una huella que se expandiò y aùn vive, como si tuviera sentir y palpitaciones propias.

En unos, la maestria hace malabares con lo irònico y dramàtico. En otros, resalta el estetismo màs presumido. Los hay quienes hicieron escuela, de la narraciòn pronta, diestra, estupenda.."Voces", desde el fondo de sus novelas se hacen sentir en los cuatro puntos cardinales, inundadas de lirismo, de existencia, como correspondìa a hombres- hijos de una època atormentadora y en crisis.

Para ese entonces un joven que vivìa sus veinte a treinta años, de los tan sòlo carenta y cuatro que le tocarìan, tambièn escribe con pasiòn obras que seràn imperecederas, es Maxence van der Meersch, nacido en 1907 y morirìa en 1951.

El espìritu que sopla en sus novelas es cristiano-catòlico. El sentido que les dà, social. Habìa nacido y se habìa criado entre obreros, y no se le escapaban sus luchas, necesidades y justas aspiraciones, por ellas escribe.

De todas sus novelas, como dos diamantes brillan "La Huella de Dios", y esta "Cuerpos y Almas". traducida, leìda y comentada sin cesar.

Cuerpos y Almas es una novela voluminosa. Rica en enseñanzas. Noble. Su tema, la historia de un joven mèdico, Michael, de familia ilustre, que renuncia a todo por salvaguardar y defender sus principios, particularmente su concepciòn de una autèntica medicina, màs unida a la naturaleza y menos mercurial. Algunas ideas mèdicas, hoy dìa, pudieran estar ya superadas, ello no le resta la indiscutible calidad de esa obra.

Su protagonista es Michael, de aristocràtico y bien abastecido origen, nacido en la opulencia y en el seno de una familia que la medicina era de tradiciòn. Lo abandonaba todo en aras de la pràctica mèdica màs autèntica. Màs pura. Màs de cara a la naturaleza, y menos comercializada.

M. Van der Meersch naciò en Francia en 1907, falleciò en en 1951. En sus novelas plantea conflictos sociales y morales desde una òptica cristiana.

Blogalaxia Tags:

2 comentarios:

  1. Impactante visión de los circulos del poder y la medicina en la Francia de los años 30 ,así como de las reacciones imprevisibles y universales de la natuareleza humana , tanto en sus grandezas como en sus miserias

    ResponderEliminar
  2. Anónimo13/7/12

    Solo se que me marcó, hace más de 60 años, y la vida me demostró que tuvo una visión lúcida de las mezquindades humanas, que aún no se superaron.-

    ResponderEliminar