16 abril, 2007

SOLILOQUIOS DEL LIBRO A TI....


"...La duraciòn de los libros no depende de ningùn esfuerzo cariñoso ni hostil, sino de su gravedad especìfica, o de la importancia intrìnseca de su contenido con relaciòn a la inteligencia constante del hombre"

R.W.Emerson


El libro dice: soy tu mejor amigo. Ideal porque no importuno. Ni interrumpo. Ni molesto. Te hablo sòlo cuando tu me abres y callo cuando me cierras.

Tengo para informarte todos los saberes del mundo y del universo por eso soy casi infinito en nùmero. Variadìsimo en tamaño. Los temas que trato no tienen lìmites. Soy sabio, lo digo sin vanidad y a veces pedantisimo, sea dicho sin falta modestia.

Son incansable y se esperar tanto amontonado en cajones de polvo y amenazado de insectos y roedores que se dan banquete conmigo; como, en brillantes y espaciosos anaqueles. Es espera a que vengas, para yo decirte y tù pensar.

Por supuesto que no caemos del cielo como la lluvia. Somos hechura de la inteligencia humana.

Los cientìficos se valen de nosotros para exponer sus hipòtesis. Plantear sus càlculos. Explicar sus teorìas. Y, nos buscan los estudiantes y estudiosos, como, es ese tema, muchos cientos de miles dispersos por todas las bibliotecas del mundo.

Los filòsofos ni se diga. Esos han hecho uso de mi capacidad de aguantar y almacenar disquisiciones y sutilezas que no tiene ejemplo. Hay algunos, me refiero a los filòsofos, que ponen en mis pàginas cada barbaridad, que es de miedo. Otros no, son màs moderados a la par que profundos y me hacen sentir feliz.

Los artìfices de las bellas letras esos si es verdad que no me dejan respirar. Mire que los poetas, ¡Ay los poetas!...Que gente que me busca, y me manosea, y me subraya, y me apunta, y me escribe y me aprietan entre sus manos friolentas presas de paroxismo visionario. Y que decir de los cuentistas, novelistas, historiadores, biògrafos, crìticos, antropólogos...

Tengo dos primos buenos y un hermanastro malo. Mis primos son el periòdico y la revista. El primero carga pesadisimo. Sale publicado todos los dìas. Para la prisa con que hay que hacerlo y tenerlo listo en guerra contra el reloj, es un hito que salgan bien impresos y con tan contadas faltas.

Mi otra prima muy querida es la revista. Ellas van còmodas. Salen una vez a la semana, o al mes, o cada tres meses, asì que no hay ese ahogo para publicarlas.

Mi hermanastro que odio es el libelo, a ese no lo paso, es difamador y con eso no voy.

Al principio èramos muy toscos nos hacìan de una manera muy despaciosa, imagìnense que èramos manuscritos por los monjes en los monasterios y cada legajo se tomaba semanas y semanas. Los chinos inventaron un medio de impresiòn por medio de làminas o caracteres grabados en madera. A esto le llamaban xilografìa.

Los que dieron una soluciòn definitiva fueron unos señores en el Siglo XV llamados Gutemberg, Fust, Pedro Schoeffer que seguramente han oido mencionar.

Desde esa època acà, el sistema se ha perfeccionado lo indecible asì que me hacen con una comodidad, una economìa de esfuerzo, y con mucha màs limpieza.

No vayas a creer que sòlo me dicen libro, que va, tambièn usan otros nombres para mì como: ejemplar, obra, tomo, volumen y casi me atreveria a incluir folleto.

Siempre estoy disponible y nunca digo que no. Como no me gobierno mis contenidos pueden ser obscenos, antisociales, necios. Tambièn puedo servir para introducir a la bùsqueda de Dios. Puedo traer la paz a los espìritus atormentados. Soy capaz de hacer renacer las esperanzas que se daban por perdidas.

Sirvo para el estudio como para la oraciòn. Para el entretenimiento como para el homenaje. En algunas familias los niños me ven desde pequeñitos y asì aprenden a amarme. Hay otras en la que solo entra un pariente lejano mio, los muñequitos en todas sus variantes, que en su mayorìa llenan la cabeza de hojarasca.

Hay algo que me entristece y el el coste que tengo. Cuando los libreros me ponen el valor en la pàgina interior me pongo rojo de la vergüenza, pero yo que puedo hacer?


No me prestes porque te quedaràs sin mì. Ponme anotaciones al màrgen cuantas se te ocurran cuando me leas, que te seràn de mucha eseñanza posteriormente.

Que lo pases bien, que leas mucho, hasta la pròxima.






2 comentarios:

  1. Precisamente ando escribiendo algo sobre los libros... te avanzo unas frases:

    Un libro es sólo un puñado de palabras impresas en papel cuyo valor no está en ellas, sino en lo que ellas representan. Y dado que no puede decirse que el significado de las palabras esté en el propio libro, el valor de un libro está siempre fuera de él.

    Un libro es palabra y la palabra es representación.

    Seguimos viéndonos por aquí,
    Saludos
    Carlos

    ResponderEliminar
  2. " y dado que no puede decirse que el significado de las palabras esté en el propio libro, el valor de un libro está siempre fuera de él"...
    Inmenso este tu concepto sobre los libros, espero que lo pongas en el blog, para poder leerlo in-extenso
    --------

    Estuve por tu blog, ya te dejè algo en el tema de Descartes...la verdad que eres fuera de serie...cuanto profesionalidad y limpieza literaria...

    Un saludo cordial, amigo...

    ResponderEliminar