08 julio, 2007

LA MADRE...


La historia de las Revoluciones es la de la Humanidad misma. Si no surgieran grandes cambios, si no existieran las profundas crisis sociales, sin esas estremecedoras hecatombes, el devenir històrico fuera solo una entelequia de razòn, sin vigencia real en las sociedades de todos los tiempos, e incluso sin presencia en la vida de los individuos que permanecieran a unìsono con el ambiente, apàticos, desteñidos y sin tono.

Las Revoluciones llàmese como se llamen, han sido el signo constante, por excelencia, en todas las èpocas, y en todos los rincones de la tierra. Muchas han sido revoluciones-guerras por primacias baladies y vanidosa prepotencia. Otras autènticas REVOLUCIONES que dotadas de una òptica abarcadora y correcta, apuntan màs allà del diminuto cambio de colocaciòn en el tablero polìtico-social, y buscan cambiar las caducas ideologias, desmontar el viejo andamiaje, la carcomida, y aùn resistente, estructura, en la que reposa la explotaciòn del hombre por el hombre, en una màs acorde a la condiciòn de ser inteligente que tiene el hombre. Mas humana, mas justa, mas limpia y mejor.

Y es esta LA MADRE, de Màximo Gorki, novela que seria el prolegómeno de los ventarrones revolucionarios que habrìan de soplar con insistencia y furia sobre la Santa Rusia y su estepa Siberiana. La Rusia Zarista, milenaria, atàvica y preclara.
Alexis Maximovich Pechkov, habrìa de morir en 1936, a la edad de sesentiocho años. Toda su vida de escritor fuè el cantor, en prosa, del pueblo de abajo, de los pobres del arrabal.


Venìa de entre los humildes de los barrios, y muy probablemente, en su infancia, viera con frecuencia escenas de sangre e implacable represiòn policial sobre lìderes obreros. La sucieza y la promiscuidad de las buardillas, el hombre, los atropellos, las enfermedades.
Esta novela, de la que el propio Lenin afirmò:..."Es un libro necesario, muchos obreros participaban en el movimiento revolucionario de un modo no consciente, espontàneo, y ahora el leer LA MADRE les reportarà gran provecho"... Como es natural tenemos que ver en esta opiniòn un caràcter estrictamente polìtico, pero aùn asì y sin ser Lenin un critico literario, dada su genialidad polìtica y su irresistible olfato sobre las masas, el hecho de recomendar un libro es muy significativo.
Està ambientada la novela durante el perìodo de la primera revoluciòn rusa del siglo XX, entre los años de 1905-07, a raìz de perder Rusia la guerra que libraba contra el Jaòn.
En esa ocasiòn la Revoluciòn no llegarà a triunfar pero las circunstancias en que se desarrollaron los acontecimientos, al mediar tan poco tiempo, entre la Revoluciòn del 1905, y la del 1917, harian ambos acontecimientos extraordinariamente semejantes, y Gorki viò y viviò ambos estallidos revolucionarios
LA MADRE independientemente del gusto polìtico de cada quien, es un documento vivo y palpitante de la Rusia de aquellos dias pre-revolucionarios. No es un folletín de propaganda barata de cariz polìtico e ideològico, nada de eso. Los que consideren que deben aprovecharse de las circunstancias históricas en que fuè escrita, y el autor, allà ellos; lo cierto es que la obra vale por la versiòn que dà del espìritu humano en lucha constante por la justicia y la verdad.
Blogalaxia Tags:

1 comentario:

  1. Pues fíjate que la tengo en mi biblioteca desde hace unos meses y todavía no he tenido oportunidad de echarle un vistazo. En cuanto tenga tiempo me pongo con ella. Gracias por la recomendación

    ResponderEliminar